lunes, 27 de febrero de 2012

Chassé

52_Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, jeje, seguimos con las ánatidas.
Sinónimo de elegancia, belleza, serenidad; sus formas tienden a curvarse.
Altivos, se saben hermosos. Horas de serena contemplación reflejada en el agua.
¿Acaso alguien ha visto sonreir a un cisne?

2 comentarios:

raindrop dijo...

pues ahora que lo dices... no
jajajaja
(¡qué serios!) xD

besos

Goyo dijo...

Son unos chulos los cisnes, jejejejeje. De todos modos, déjalos que ahora ya pueden disfrutar del calor. Que estos días en Valladolid tenemos buenos días. Pero todavía volverá el frío.