lunes, 25 de junio de 2012

Una Calle

69_ Comienza una nueva mañana. 
Es junio, y la ciudad remolonea un poco antes de que
 el trasiego de viandantes y vehículos haga imposible esta imagen.

3 comentarios:

raindrop dijo...

En una ciudad, es cuestión de tiempo que la soledad en que se siente la compañía de uno mismo deje paso a esa especie de frenesí, pero inundado de otras soledades más profundas.

besos

Samotracia dijo...

Y cuanto mayor sea la ciudad, mayor será la sensación de soledad.

Besitos, raindrop.

Rayén dijo...

Me encantan las calles sin una multitud de gente.Fue un agradable paseo, amiga.
Unmontón de cariños para ti.