lunes, 16 de julio de 2012

Rosa Blanca





72_ Despegó cada pétalo con todo su amor.
      Suspiró sabiendo que el calor derretiría 
  su efímera belleza demasiado pronto. 
Era su regalo para tí.

2 comentarios:

Goyo dijo...

Y precioso regalo. Como para que se queje...

raindrop dijo...

Al desplegar su efímera belleza como un regalo, se convirtió en una rosa inmarcesible.
Perenne, por siempre.

muacks!