martes, 18 de febrero de 2014

Veo Veo...Un Delfos de Fortuny

165_ Mirad como crecen los lirios silvestres, sin trabajar ni hilar.
Os aseguro que ni Salomón, con todo su fasto, se vistió como uno de ellos. (Mateo 6:28)

La planta que concibió esta flor ya no existe. Desapareció con las obras de reforma de los talleres al lado de los cuales crecía. Desapareció, pero no del todo.

4 comentarios:

Milton Ostetto dijo...

Lindissima...

ATENEA dijo...

Una explosión de color y hermosura. Lástima que no exista ya la planta. De cualquier manera su belleza queda viva en la memoria.
Preciosa!!!
Un beso !!!

Samotracia dijo...

Hola Milton! Encantada de saludarte.

Samotracia dijo...

¿Qué tal Atenea? En cuanto tenga un resquicio por donde asomar, alguna planta crecerá de nuevo.

Un enorme abrazo!